Read in English

Los 3 niveles de la lubricación de grado alimenticio - H1, H2, H3

Lubricación de grado alimenticio

Lubricación de grado alimenticio

Cuando se trata de lubricación de grado alimenticio, no todos los productos son iguales

Cuando se trata de fabricar o envasar productos que requieren lubricación de grado alimenticio, es esencial tener en cuenta qué tipo de grasas, desengrasantes, limpiadores, selladores, etc. se están utilizando en su bodega o instalación, porque la salud y la seguridad públicas son lo más importante. Los productos lubricantes adecuados para aplicar en alimentos y bebidas deben cumplir con las normas para alimentos seguros y ser lubricantes registrados en la NSF. NSF International es una organización independiente, de terceros, que registra productos para compuestos no alimentarios, como lubricantes, limpiadores y productos químicos para el tratamiento del agua que se encuentran en las instalaciones de procesamiento de alimentos, bebidas y productos farmacéuticos. Comprender las diferentes clasificaciones de lubricación de calidad alimentaria: H1, H2 y H3 respaldarán a su instalación para que cumpla con las reglamentaciones y proporcionará una seguridad óptima para los consumidores cuando, inevitablemente, se produzca un contacto a través de fugas o contaminación por error humano.

Lubricantes H1

Los lubricantes H1 son insípidos, inodoros, fisiológicamente inertes y son adecuados para "contactos incidentales, técnicamente inevitables con un product alimenticio de hasta 10 ppm". Se utilizan para maquinaria como bombas, Cintas transportadoras y mezcladoras y para aplicaciones como enlatado y mezclado, cocinar, cortar, rebanar, pelar, manipular, embotellar y elaborar cerveza. En las instalaciones donde se realiza el manejo de alimentos y bebidas, el uso de lubricantes registrados NSF H1 permite la eliminación de posibles contaminaciones. Las sustancias peligrosas en y alrededor las aplicaciones de alimentos y bebidas pueden ser perjudiciales para la salud pública, por lo tanto, elegir un producto lubricante de calidad H1 no solo minimiza el riesgo de contaminación, sino que también garantiza la longevidad y el rendimiento de su equipo y maquinaria. Los lubricantes H1 son seguros para el consumo humano en pequeñas cantidades, muy pocas partes por millón, así que elija un lubricante H1 certificado NSF de un fabricante de confianza.

Lubricantes H2

Los lubricantes H2 se consideran de grado alimenticio, pero no son productos específicamente seguros para alimentos. Los lubricantes específicos de H2 son para maquinaria que no entra en contacto directo con alimentos, como un montacargas. Se usa en áreas donde no hay posibilidad de contacto directo con alimentos, bebidas o productos farmacéuticos. Los productos con certificación NSF H2 deben cumplir con estrictos parámetros toxicológicos y no deben contener rastros de "Carcinógenos, mutágenos, teratógenos, ácidos minerales o metals ntencionalmente pesados ??como antimonio, arsénico, cadmio, plomo, mercurio o selenio.

Lubricantes H3

Los lubricantes H3 son aditivos que se pueden usar en la formulación de productos alimenticios. Los lubricantes H3 a menudo son "aceites comestibles" y son seguros para el consumo humano, tales como: el aceite de maíz, de girasol, de soya o de semilla de algodón. Los lubricantes H3 son inherentemente biodegradables y cumplen con las regulaciones de FDA 21 CFR 172.860 y 172.878. Se consideran seguros (GRAS): "una designación de la FDA estadounidense que considera que un químico o sustancia añadida a los alimentos es considerada segura por los expertos, por lo que está exenta de los requisitos de la tolerancia a los aditivos alimentarios de la Ley Federal de Alimentos, Fármacos y Cosméticos (FFDCA). "Las lubricaciones H3 a menudo se utilizan para limpiar y prevenir el óxido en equipos tales como ganchos, Cintas transportadoras y carretillas.

Cubra sus bienes: Escoja grado alimenticio cuando sea possible

Cuando se decide si se debe usar o no un producto lubricante de calidad alimentaria en sus instalaciones, se recomienda prudencia. Los productos lubricantes de calidad alimentaria están diseñados para proteger y mejorar sus bienes clave de la misma manera que lo hacen los lubricantes minerales: contra el óxido, el desgaste, la corrosión, la oxidación y la fricción, también para la transferencia y disipación del calor. La única forma infalible de eliminar el riesgo de contaminación en los entornos de fabricación de alimentos, bebidas y productos farmacéuticos es elegir productos H1 certificados por NSF siempre que sea posible. Hable hoy mismo con un consultor de SCL para elegir el producto adecuado lubricante H1, H2 o H3 que se adapte a las necesidades de su aplicación específica, y al mismo tiempo cumpla con los requisitos de seguridad y garantice niveles óptimos de rendimiento con su equipo.

Comuniquese con un Consultor de SCL, Ahora

En una amplia gama de sectores industriales, SCL se compromete a ser el principal proveedor de soluciones y logística para los productos que protegen y optimizan las máquinas que mantienen a nuestro país en movimiento. Nos enorgullecemos de permanecer a la vanguardia de las tendencias de la industria y las innovaciones tecnológicas, y a medida que el mercado continua evolucionando, nos comprometemos a proporcionar un extenso conocimiento de productos y de la industria y proporcionar una completa satisfacción de rendimiento para nuestros clientes. Para obtener información sobre cómo podemos ayudar a su flota a elegir los productos óptimos a un precio competitivo, comuníquese hoy con un consultor de SCL, ahora.

Tags: , , , , , , , , ,
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com